“No hay libertad sin justicia, no hay justicia sin seguridad y tampoco hay libertad sin seguridad”

Así se expresaba la comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, en una conferencia pronunciada en la Academia Europea de Derecho (ERA)  de Treveris, Alemania. En dicha conferencia Reding presentó un ambicioso programa para la creación de un área judicial europea a través del refuerzo del principio de reconocimiento mutuo de las sentencias y de la confianza entre autoridades judiciales. Para ello, la comisaria mostró su voluntad de avanzar en la Hoja de Ruta sobre Derechos Procesales, mejorar las condiciones en las cárceles europeas, reforzar Eurojust y crear un fiscal europeo, una mayor protección de las víctimas y un Erasmus para los prácticos del Derecho. También se propuso lanzar un debate sobre cómo lograr mayor coherencia entre las sanciones penales de los distintos Estados Miembros.

Puede ver el vídeo del discurso en:  http://www.era-comm.eu/archive/V_Reding_12032010_ERA.wmv

Anuncios

España inicia el debate sobre el Fiscal Europeo

Avanzar en la creación de una Fiscalía Europea

Una de las prioridades de la Presidencia Española en el ámbito de la Justicia es avanzar hacia el establecimiento de una Fiscalía Europea, prevista tanto en el Tratado de Lisboa como en el Programa de Estocolmo. La futura Fiscalía Europea, que se construirá sobre la base de Eurojust, tendrá como finalidad combatir los delitos que afecten a los intereses de la Unión. Dada la transformación que puede suponer la creación de una figura de indudable interés y enorme potencial”, en palabras del Ministro Caamaño, y de las condiciones para su adopción (requiere la aprobación del Parlamento y el voto unánime de los miembros del Consejo), es difícil que la Fiscalía Europea  vea la luz en estos tres meses, pero sin duda los primeros pasos se darán durante Presidencia española.

Artículo 86 del TFUE

1. Para combatir las infracciones que perjudiquen a los intereses financieros de la Unión, el Consejo podrá crear, mediante reglamentos adoptados con arreglo a un procedimiento legislativo especial, una Fiscalía Europea a partir de Eurojust. El Consejo se pronunciará por unanimidad, previa aprobación del Parlamento Europeo.

En caso de falta de unanimidad, un grupo de al menos nueve Estados miembros podrá solicitar que el proyecto de reglamento se remita al Consejo Europeo, en cuyo caso quedará suspendido el procedimiento en el Consejo. Previa deliberación, y en caso de alcanzarse un consenso, el Consejo Europeo, en el plazo de cuatro meses a partir de dicha suspensión, devolverá el proyecto al Consejo para su adopción.

Si no hay acuerdo dentro de ese mismo plazo, y al menos nueve Estados miembros quieren establecer una cooperación reforzada con arreglo al proyecto de reglamento de que se trate, lo comunicarán al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión. En tal caso, la autorización para iniciar la cooperación reforzada a que se refieren el apartado 2 del artículo 20 del Tratado de la Unión Europea y el apartado 1 del artículo 329 del presente Tratado se considerará concedida, y se aplicarán las disposiciones relativas a la cooperación reforzada.

2. La Fiscalía Europea, en su caso en colaboración con Europol, será competente para descubrir a los autores y cómplices de infracciones que perjudiquen a los intereses financieros de la Unión definidos en el reglamento contemplado en el apartado 1, y para incoar un procedimiento penal y solicitar la apertura de juicio contra ellos. Ejercerá ante los órganos jurisdiccionales competentes de los Estados miembros la acción penal relativa a dichas infracciones.

3. Los reglamentos contemplados en el apartado 1 fijarán el Estatuto de la Fiscalía Europea, las condiciones para el desempeño de sus funciones, las normas de procedimiento aplicables a sus actividades y aquéllas que rijan la admisibilidad de las pruebas, así como las normas aplicables al control jurisdiccional de los actos procesales realizados en el desempeño de sus funciones.

4. Simultáneamente o con posterioridad, el Consejo Europeo podrá adoptar una decisión que modifique el apartado 1 con el fin de ampliar las competencias de la Fiscalía Europea a la lucha contra la delincuencia grave que tenga una dimensión transfronteriza, y que modifique en consecuencia el apartado 2 en lo referente a los autores y cómplices de delitos graves que afectan a varios Estados miembros. El Consejo Europeo se pronunciará por unanimidad, previa aprobación del Parlamento Europeo y previa consulta a la Comisión.