La UE se compromete a actuar en beneficio de los inmigrantes menores de edad que residen en Europa sin su familia

El Consejo apoya el Plan de Acción de la Comisión presentado a principios de mayo

En el último Consejo JAI de este semestre, los 27 dieron su visto bueno al Plan de Acción sobre los Menores No Acompañados, alcanzándose así uno de los objetivos de la Presidencia Española. Los Estados Miembros se comprometieron a enfrentar coordinadamente este problema en unas conclusiones adoptadas por unanimidad.

El Plan de Acción, adoptado por la Comisión el 6 de mayo, plantea una estrategia para afrontar el fenómeno de los menores de edad que llegan solos a territorio de la Unión: primero, mejorar la información disponible para evualuar la magnitud del fenómeno; segundo, prevenir la salida de menores en dirección a la UE; en el caso de que lleguen, adoptar medidas para acogerlos adecuadamente y garantizarles una serie de derechos; y por último, caso por caso, definir las posibles soluciones: repatriarlo junto a su familia, concederle el estatus de asilado o el reasentamiento dentro de la UE.

En respuesta al Plan de la Comisión, el Consejo propone nuevas medidas como la formación del personal de Frontex para responder mejor en casos de menores no acompañados, actuaciones de prevención en escuelas y comunidades locales de los países de origen de los inmigrantes, así como revisar la legislación europea en materia de migraciones para dar especial atención a los menores. Tal y como dijo en rueda de prensa la Secretaria de Estado de Inmigración, Anna Terrón -en la imagen-, los Estados están de acuerdo en que la repatriación de los menores, la reagrupación con sus familias y la reintegración en su país de origen es la mejor opción para el menor, y sólo en caso de que no se encuentre a la familia o no se considere conveniente repatriar al menor se optará por otras actuaciones como la concesión del asilo o el reasentamiento.

Anuncios

El Acuerdo de readmisión de inmigrantes con Pakistán, a examen en el Parlamento

Se trata del primer acuerdo internacional de readmisión que sea examinado por la Eurocámara en base a las nuevas reglas del Tratado de

El día 1 de junio, en la próxima reunión del Comité LIBE, los eurodiputados examinarán el proyecto de opinión elaborado por la eurodiputada francesa Nicole Kiil-Nielsen sobre el Acuerdo de readmisión entre la UE y Pakistán, firmado en septiembre de 2008 después de largas negociaciones mantenidas entre 2004 y 2007.

La ponente de opinión recomienda al Parlamento rechazar el Acuerdo debido a la situación de violencia e inestabilidad en Pakistán, a la falta de preocupación de la Comisión durante las negociaciones respecto a la seguridad de los repatriados y a las sospechas de que el Acuerdo serviría para repatriar de forma encubierta a ciudadanos de Afganistán, un país que sufre una cruenta guerra entre los talibanes y las fuerzas internacionales.

Además, la ponente destaca la falta de evaluación de los anteriores Acuerdos de readmisión celebrados por la UE -once en total- y la poca información recibida por el Parlamento, una situación que deberá cambiar en el futuro. Es esencial recordar que, en base al nuevo marco institucional establecido por el Tratado de Lisboa, el Parlamento tiene la capacidad de vetar acuerdos internacionales firmados por la UE, como ya vimos hace unos meses con el Acuerdo Swift.

Éste no será el único acuerdo de readmisión que el Parlamento deba examinar, puesto que el 5 de mayo la Comisión presentó un proyecto de Acuerdo de readmisión con Georgia. Por el momento la Comisión LIBE no ha designado un ponente para elaborar el informe correspondiente.

La Comisión presenta un plan para proteger a los inmigrantes menores de 18 años que vienen solos

La Comunicación de la Comisión era muy esperada por la Presidencia Española, que quiere enfrentar este problema como una prioridad del semestre.

El lunes 10 de mayo la Comisión presentó al Consejo y al Parlamento el Plan de Acción sobre los menores no acompañados para el periodo 2010-2014. La propuesta de la Comisión busca prevenir que los menores se arriesguen a realizar peligrosos viajes hasta territorio europeo, sin ni tan siquiera ir acompañados de un adulto, así como a mejorar su situación una vez que se encuentren aquí. Datos de 2009 indican que son 5.158 los niños acogidos en España, 1.340 sólo en Canarias. Las medidas propuestas son:

  • En primer lugar, mejorar la información de que disponen las autoridades sobre las dimensiones de este problema, y a partir de esa información recogida por los estados, Frontex y la Oficina europea de Asilo, realizar un análisis adecuado del problema;
  • En segundo lugar, prevenir la trata de menores por las mafias de tráfico de inmigrantes mediante la cooperación con países terceros y las campañas de sensibilización en los países de origen de la inmigración. Estos proyectos serían financiados mediante fondos comunitarios;
  • Mejorar las capacidades de los países de tránsito para acoger y proteger a solicitantes de asilo;
  • La aplicación de una serie de medidas de recepción para aquellos menores que hayan llegado a Europa sin la compañía de un adulto, en colaboración con la sociedad civil, como pueden ser la acogida en alojamientos especiales para ellos o la provisión de servicios educativos y sanitarios;
  • El refuerzo de las garantías procesales que mejoren la protección del menor, como puede ser el nombramiento de un representante legal;
  • La evaluación de la edad exacta del menor y la búsqueda de su familia.

La Comisión concluye con las tres opciones posibles a largo plazo para los casos de inmigrantes  menores de edad que están en territorio europeo sin una persona adulta miembro de su familia: la reagrupación del menor, la concecisón de la protección internacional o el reasentamiento del menor. Tres opciones que deberán evaluarse caso por caso y en colaboración con organismos como el ACNUR.

La Comisión refuerza la lucha contra la trata ilegal de personas

La Comisión presentó el día 29 de marzo una Propuesta contra la trata de seres humanos , que es prácticamente igual que la propuesta de Decisión Marco que presentó hace un año, y sobre la cual los estados habían llegado a un acuerdo general antes de que entrara en vigor el Tratado de Lisboa. De nuevo, con el cambio de marco institucional, es necesario reformular la propuesta, del mismo modo que pasó con la directiva de los derechos de interpretación y traducción en los procesos penales. La propuesta de directiva reemplazará a una Decisión Marco de 2002, y su tramitación puede ser rápida debido al acuerdo general de los Estados.

Conclusiones del Consejo en materia de inmigración

Los ministros de Interior consensuaron el 25 de febrero unas conclusiones que contienen hasta un total de 29 medidas para reforzar la protección de las fronteras exteriores de la UE y mejorar la lucha contra la inmigración ilegal. El Consejo llegó a un acuerdo sobre la necesidad de reforzar Frontex; avanzar en la puesta en marcha de Eurosur –un proyecto de vigilancia marítima en el Mediterráneo-; una mayor implicación de las agencias comunitarias y un mayor intercambio de información en la lucha contra las redes de tráfico de personas; una gestión integrada de las fronteras externas y, en particular, la cooperación con terceros países, imprescindible para enfrentar la inmigración ilegal y promover la migración legal como alternativa. Ahora todas estas medidas deben ser desarrolladas en los grupos de trabajo del Consejo y en el Parlamento Europeo y la Comisión.

Conclusiones sobre fronteras e inmigración, 25.02.2010

Avances en la política común de asilo

El Parlamento Europeo ha publicado un estudio sobre cómo “repartir la carga” de las demandas de asilo entre los Estados Miembros de la UE. Recordemos que, desde la entrada en vigor del Convenio de Dublín, el Estado que debe tramitar una solicitud de asilo es aquél en que se presentó por primera vez dicha solicitud. Ello quiere decir que Estados como Malta, con poca capacidad de acogida, se ven obligados a tramitar solicitudes de personas que posteriormente han pedido protección internacional en otro Estado de la UE. La eliminación de las fronteras interiores de la UE obliga a una mayor solidaridad entre los 27 en materia de asilo. Fruto de esta solidaridad el Consejo JAI aprobó a finales de febrero la creación de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, aunque su constitución definitiva está pendiente de la aprobación del Parlamento Europeo. En la misma reunión de los ministros de Interior se decidió que la sede de esta Oficina estará situada en Malta, como ya hemos dicho uno de los Estados más afectados. El estudio del Parlamento Europeo sirve para comprender mejor porqué la UE avanza hacia una política de asilo común.

Estudio Parlamento Europeo

Reglamento de creación de la Oficina Europea de Asilo

Exposición de motivos

Sede de la Oficina Europea de Asilo

“La criminalización de los inmigrantes es una medida desproporcionada que causa mayor estigmatización y marginalización”

Con estas palabras se expresaba Thommas Hammarberg, comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, el jueves pasado en Bruselas. Lo hacía durante la presentación del informe Criminalización de la Migración en Europa: implicaciones para los Derechos Humanos, elaborado por el profesor de la Universidad Elspeth Guild, en el que examina detalladamente las consecuencias para los DDHH de la imposición de sanciones penales en el ámbito del control de fronteras y de la inmigración. El autor critica la creciente criminalización de las políticas migratorias de la UE y de sus Estados Miembros, “una tendencia poco consistente con las obligaciones en materia de derechos humanos y sus actividades dentro del Consejo de Europa”. La criminalización que supone imponer sanciones de carácter penal a una actuación que no tiene carácter delictivo, como es entrar y residir de manera irregular en otro país, provoca discriminación por nacionalidad y aumenta la xenofobia.