Los Estados Miembros se reafirman en la política migratoria europea

El Consejo da su visto bueno a la evaluación del Pacto de Inmigración y Asilo en su primer año de aplicación

En unas conclusiones aprobadas en el Consejo JAI de 3 y 4 de junio, el último de la Presidencia Española, el Consejo ha apoyado la evaluación del Pacto Europeo de Inmigración y Asilo, presentada por la Comisión a principios de mayo, como ya hemos explicado anteriormente.

En sus conclusiones el Consejo recuerda los progresos en la aplicación del Pacto desde que se firmó en octubre de 2008: la Directiva sobre la Tarjeta Azul, como medio para promover la inmigración legal; las Directivas de Retorno y de Sanciones a los Empleadores, dirigidas a reducir la inmigración ilegal; la propuesta, actualmente en discusión, para el refuerzo de las capacidades de Frontex -la Agencia europea de fronteras-; o el acuerdo sobre la Oficina Europea de Asilo, entre otras medidas.

Al mismo tiempo, los ministros de los 27 se plantean los objetivos a conseguir durante este año, un año en el que, a pesar de la crisis económica, no se debe cambiar el enfoque, basado en la promoción de la inmigración legal y el combate a las redes ilegales de tráfico de personas. Favorecer la inmigración de carácter laboral y la integración de los inmigrantes al tiempo que se refuerza el control de las fronteras y se incrementa la cooperación con terceros países es la vía para conseguir que las migraciones favorezcan tanto a los países europeos como a los países de origen de los inmigrantes.

Anuncios

En primicia, la evaluación del Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo

En el Consejo Europeo de diciembre de 2008, bajo Presidencia Francesa, los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 adoptaron el Pacto Europeo de Inmigración y Asilo, estableciendo las bases de la política europea común en este ámbito. Los 27 acordaron las líneas de actuación en cinco aspectos:

  • El combate a la inmigración ilegal;
  • La promoción  de la inmigración legal;
  • La construcción de un Sistema Común de Asilo;
  • El control de las fronteras;
  • El diálogo con los países de origen y tránsito de los inmigrantes.

En los próximos días la Comisión debería hacer pública una comunicación -a cuyo documento preliminar ha tenido acceso elsjpresidencia– en la que realiza la primera Evaluación del Pacto Europeo de Inmigración y Asilo, siguiendo un método de evaluación aprobado el verano pasado. El ejecutivo comunitario analiza para cada uno de los cinco puntos los instrumentos adoptados a nivel europeo -legislación, fondos, agencias, redes, acuerdos con terceros países-, el grado de aplicación por parte de los Estados, y a partir de este análisis hace una serie de recomendaciones para el futuro. Además, dedica un apartado al impacto de la crisis económica en la llegada de inmigrantes, la situación de los que están aquí y en las remesas que envían a sus países.

La Comisión concluye con una visión positiva su evaluación de los resultados del Pacto en su primer año, pero recuerda a los Estados que es necesario seguir avanzando para alcanzar una verdadera política común en el ámbito de las migraciones y la protección internacional. Con la presentación de la comunicación se cumplirá uno de los objetivos de la Presidencia Española en materia de Justicia e Interior.

Evaluación del Pacto Europeo para la Inmigración y el Asilo

Tal y como dijo el Ministro de Trabajo e Inmigración en su comparecencia en el Congreso: “Esta será una de las tareas más importantes que deba afrontar nuestro país durante la Presidencia y se inscribe en la labor que el Gobierno español lleva realizando en los últimos años para impulsar acciones y políticas conjuntas en el campo de la inmigración”. Durante estos seis meses se realizará la primera evaluación de lo que son las bases de una política de inmigración europea.

pacto europeo de inmigracion y asilo