El Parlamento quiere reforzar la protección de las víctimas de la violencia de género

El debate en comisión respalda la posición del Consejo frente a las reticencias de la Comisión

La lucha contra la violencia de género ha conseguido poner de acuerdo a Partido Popular y Socialista, dos de cuyas eurodiputadas, Teresa Jiménez Becerril y Carmen Romero, han presentado hoy un proyecto de informe sobre la Orden de Protección Europea. Lo han hecho en el marco del debate conjunto celebrado por el comité de Justicia y Derechos Civiles (LIBE) y el comité de Derechos de la Mujer (FEMM) del Parlamento Europeo.

El proyecto de informe refuerza la protección de las víctimas al introducir mejoras como la creación de un organismo que centralice la información o la puesta en marcha de campañas de prevención y concienciación. Pero sobre todo, al introducir enmiendas a la propuesta presentada por los Estados, el Parlamento refuerza la posición del Consejo, favorable a la creación de este herramienta de protección, frente a la Comisión, que se ha opuesto a la propuesta alegando problemas jurídicos.

El punto de fricción es el hecho de que las órdenes de protección sean emitidas, según el país, por una autoridad judicial penal, civil o incluso administrativa. Las ponentes solucionan rápidamente este obstáculo al definir la Orden de Protección Europea como una decisión que puede ser tomada por una autoridad judicial o equivalente, y considerar que la Directiva se debe aplicar de manera flexible, teniendo en cuenta que “la medida adoptada en el Estado ejecutor es conceptual y legalmente independiente de la medida de protección original tomada por el Estado emisor”. Esto demuestra que la actitud de la Comisión viene motivada, en realidad, por su deseo de mantener el monopolio de la iniciativa legislativa en el área de Justicia e Interior.

Anuncios